There is no such thing as WOM

miércoles, octubre 29, 2003

A hard day's night 

    
And I've been working like a dog
I should be sleeping like a log
But when I get home to you
I find the things that you do
Will make me feel alright


El estrés, vía los pulmones, contamina la sangre.

Es como aire (putrefacto) comprimido inyectado por la nariz.

El debate de los últimos días ha sido La Ley. Hamletiano, López Obrador se debate entre su popularidad y su mito. Si pelea con sentimiento, creará su mito y caerá con su creación. Si pelea sin sentimiento, su popularidad lo hará inalcanzable (recuérdese que ya es indestructible) para sus "rivales" más cercanos. Como quiera que juegue gana y lo que se ve en los medios no es sino una variación del mismo tema, el tipo dicta la agenda política del país con la mano en la cintura.

When I'm home ev'rything seems to be right
When I'm home feeling you holding me tight, tight, yeh


Y todo por ser esclavo de la seguridad. No, no lo soy, no quiero serlo, he evitado serlo y hoy, 5 am del siguiente día, puedo afirmarlo.

Monterrey sabe a motherboard empolvada pero se ve como anuncio de iMac

Algo raro debe estar pasando en el mundo puesto que gané la apuesta por la Serie Mundial el mismo fin de semana que las Chivas y el Barsa ganaron sus respectivos encuentros. Y no me refiero a un cambio climático pendejillo de uno o dos grados o a "la niña" o a la luna de octubre, la más hermosa, oculta todo el mes, sino a un evento de escala mundial. Simplemente, no es lógico.

Las relaciones públicas no son relaciones personales, ni a la visconversa, según mi hermana Patricia. No necesariamente tienes que ser monedita de oro, pa' caerles bien a todos. Las Relaciones Públicas son las relaciones de comunicación que mantiene una entidad con sus diferentes públicos, de ahí su nombre.

Ahora, olviden todo esto y compren el "Let the power fall" de Fripp (y lean la última línea de su ensayo).

Armando Samano lo opinó a las 5:07 a.m.