There is no such thing as WOM

lunes, mayo 31, 2004

Propósitos de medio año 

    
La reunión de Fox con Madrazo en Los Pinos el jueves pasado, la desabridísima Cumbre de Guadalajara entre la Unión Europea y Latinoamérica y el choteo de la sucesión presidencial de 2006 hacen que mi habitual observación de la "vida pública del país" se adormezca hasta niveles que me tienen sorprendido. Siempre he sido apasionado del tema, desde que recuerdo que empecé a leer diarios, hace más de 20 años (guardo aún mis ediciones especiales de las Olimpiadas de Los Angeles 84). Ahora encuentro mi pasión anestesiada entre el sopor de la rutinaria estulticia y el pesimismo de la información convertida en rupestre conocimiento: El cambio es permanente e imperceptible, peor, inasible.

El cine en cambio sí se deja venir en avalancha, ya llevo tres blockbusters de como diez que parece traer el verano. De los chonchos me falta Kill Bill vol. 2, que dice mi cuate chango que es una obra de arte. Los otros ya estrenados Van Helsing, malísima y me encantó; Troya... me cagó tanta imprecisión pero me gustó mucho la personificación de los héroes. De niño siempre quise ser como Ulises y como Héctor, nunca como Aquiles. Es la conciencia de saber que por físico nunca destacarás. Lo hará tu inteligencia y tu bondad. (y ni así!, será que no soy bueno ni inteligente?). El otro, "The day after tomorrow", aplaudí de gusto y emoción de ver a los gringos de mojados. Qué patético me ví, pero no me arrepiento.

Como a mis Chivas le quedan dos semanas para ser subcampeonas del torneo de fútbol mexicano (Los Pumas están imparables, no se olvidé que en este mismo "blog" atiné a predecir al Pachuca como campeón del torneo anterior) y a luego luego empezará una Eurocopa de Naciones que se antoja de lo más insípida y aburrida (a la luz del Holanda-Bélgica del sábado pasado), creo que es hora de convertir estos dos meses, junio y julio de 2004, en los más productivos de mi vida. Trabajaré con la ilusión que tenía hace 12 años y con la misma energía que me llevó a esclavizarme en mi trabajo de forma tal que, entre 1991 y 1994, de 432 días, en teoría libres por fines de semana y descanso obligatorio, descansé menos de 100. Haré un reprise de dos meses. En ellos transcurrirá el sexto aniversario de Jimena y mi séptimo aniversario de matrimonio. Y ganaré mucho dinero. No digo cuanto porqué sé que alguien de Banobras me lee y podría ir con el chisme a Hacienda, pero por ganas de presumir no quedará.

Armando Samano lo opinó a las 3:42 p.m.

Necesidades básicas 

    
Claro que todos necesitamos elogio y claro que yo necesito elogio. De hecho tengo quién me lo dé cada que lo necesito. Esto lo digo por el comentario que recibió mi post anterior. No me avergüenza reconocerlo. Pero en lo que sí está equivocado mi animado comentarista es que hago el reconocimiento para a mi vez ser reconocido. Es tan fácil comprobarlo, incluso ya hice alguna vez mi exposición de motivos. Aprendí a convivir y ser uno con Edith, también, a fuerza de no callarme los "te quiero" cada que los sentía. Si mi comentarista tuvo una infancia nefasta en la que enseñaron que los hombres no besan ni se deben querer, ese es problema suyo. No mío. Y me encantaría conocer su blog para elogiarlo. Lo digo de corazón.

Armando Samano lo opinó a las 8:46 a.m.

jueves, mayo 27, 2004

No es, pero parece 

    
Podría intentar hacer que los números hablen. Flaco favor sería. Pero con todo y su frialdad, esos números son impresionantes. El doble que el segundo bloguita más linkeado de México, mi cuate Tsef, y un pelito más que Eduardo Arcos, el bloguita leyenda también de esta tierra.

Nosoysuperwoman, Not a Pretty Girl fue, por lo que he visto de historia bloguera, una supernova especial en el ámbito de la blogósfera en español. En muy pocos meses se colocó como una blog-star y siempre creo controversia. A diferencia de la única otra supernova comparable de su "generación" (eso también me lo enseñó TT, cada bloguero tenemos nuestra "generación"), el Weblog de los Bertotti, NAPG creó su popularidad a base de blogueo puro y duro. Sí, algunas historias inventadas, sí, algunas anécdotas personales, sí, algo del misterio que envuelve una mujer indudablemente talentosa para las letras y la selección de imágenes, pero, creo yo que principalmente debido a su "cibercarácter" controversial.

Una prosa extraña porque, sentando posición, invitaba al debate, al disentimiento, para después sentenciarlo en las inumerables opiniones que con mucha paciencia siempre respondía. Un gran respeto por las reglas no escritas de los blogs, esas que solo se aprenden con la experiencia. Cortesía pública, siempre de etiqueta, pero con el hacha de las ideas bien afilada. Prolífica no sólo en sus sorprendentes links sino también en su navegación. En muchos lados encontré, con sorpresa, su huella. Sorpresa porque eran blogs pequeños, o nuevos, o recónditos. Ahí había pasado esta niña que, si no es Superwoman, bien que lo parece.

Por supuesto, de las cosas con las que me quedo de su blog están primero su estilo, luego sus links y luego sus hermosas imágenes, cierra con broche de oro despidiéndose con un girasol tan alegre, simbólico y nostálgico como su último post. No dejo de ver que no era tan querida por su afán "independiente" y quizá, "anti-social", pero popular, eso nadie lo puede negar. Catalana tenía que ser.

NAPG ha decidido cerrar su blog. He declarado a algunos amigos anteriormente mi intención de abrir una columna semanal o quincenal de elogio de los blogs. Ya Borjamari de aquel lado del charco y el Chango100 de este lado se encargan de la parte seria, de criticar, destrozar, yo no tengo pudor ni recato en elogiar hasta la náusea lo que me gusta y disfruto. Desgraciadamente lo he hecho solamente dos veces. Una, igual que esta, post mortem, y otra, sí, "en vida hermano, en vida". Estoy decidido a que ésta, la de NAPG, sea la última vez que eso me ocurra. No me gusta poner hermosas coronas de flores en las tumbas de los amigos. Me he convencido, ella me ha convencido que debe ser "en vida".

Armando Samano lo opinó a las 7:44 p.m.

El mundo es un balón 

    
Aunque ya Daniel Salinas me ganó la blogprimicia, yo quiero poner mi granito de arena en comentar la competencia en general.

Enfermo como estoy de ?sospechitis? (típico chilango) me pareció muy extraña la eliminación de los ?pesos pesados? de Europa, el AC Milán, Arsenal, Bayern y Real Madrid. Si bien el derrumbe de la galaxia blanca era previsible por su nula banca, más dificil era apostar a las fallas de equipos tan sólidos en sus ligas como el rossonero y los gunners. Que quede claro, no digo que el Oporto sea un equipo menor, viene de un bicampeonato en su Liga y el año pasado ganó la Copa de la UEFA que este año ganó el Valencia. Pero ante la perspectiva de un verano plagado de competiciones de altísimo vuelo: La Euro, que es como un Mundial, pero sin pobres y sin Argentina y Brasil. La Copa América, que como sea también es futbol de primer nivel y los Juegos Olímpicos, a mí me pareció observar que los jugadores grandes querían reservar algo de fuerzas para estar en condiciones de jugar mejor esas competencias.

Y sólo hace falta remitirse a la lista de campeones para notar que los años que no gana el Madrid o el Milán o el Bayern son justamente los nones en los que no hay tantos campeonatos. Puristas del futbol podrían alegar que la competencia no termina nunca, porque en años nones hay eliminatorias para el mundial, por ejemplo, pero en realidad, no se juega con la misma intensidad por la élite mundial.

Por otra parte sí confirmo mi gusto por ver la humillación de los merengues a mano de sus propios jugadores desechados en beneficio de los superestrellas. Y también celebro la victoria del futbol equipo. Ahí está la grandeza del futbol: Un núcleo compacto y bien entrenado de jugadores pueden vencer en competiciones contra equipos que, aunque estén plagados de talento, no son igual de disciplinados.

Cambiando de cancha, a últimas fechas se abrió un debate en un noticiero televisivo mexicano entre el conductor principal, Ciro Gómez Leyva, aficinado al Cruz Azul, y Carlos Albert, el conductor de la sección deportiva de ese noticiero. Albert dijo que los aficionados al Cruz Azul son unos mediocres por estar contentos por que su equipo pasó a la liguilla habiendo jugado una ?mediocre? temporada. Ciro brincó de inmediato de su silla y le dijo que no se pasara, que una cosa es que el equipo esté jugando ?mediocremente? y otra que los aficionados sean mediocres por alegrarse de un logro de su equipo (aunque ese ?logro? haya sido pasar de panzaso, a última hora, y en demérito de los vapuleados tigrillos de Salinas).

Yo soy aficionado de hueso colorado de las Chivas, y si bien no me alegra cuando pasan de panzaso, no tengo porque ocultar mi felicidad por su pequeño logro. Decir que el aficionado es mediocre porque se conforma me parece una verdadera barrabasada. El aficionado de corazón lo es en las buenas y en las malas. Sufre con las derrotas y las malas rachas, pero si en medio de una pésima racha su equipo mete un golecito, lo festeja a todo pulmón. Por eso desprecio al americanista típico: oportunista que cuando el equipo anda bien (cosa cada vez más rara), se burla de medio mundo y cuando no, se olvida de que existe el futbol. Pero lo que sí he aprendido de la afición del FC Barcelona, por ejemplo, es que en efecto, el aficionado debe exigir que su equipo juegue mejor y obtenga resultados. Es necesario ser exigente y crítico con el equipo que uno apoya.

Y aprovechando el viaje del panbol, por este conducto manifiesto mi apuesta de que a la máquina Azul no le alcanzará el golecito de ventaja que lleva a la Selva Chiapaneca y que así como el Bofo falló todas ayer en el Azteca, saldrá con mejor puntería el sábado y al Atlante y su Chamagol tampoco le serán suficientes los dos goles de ventaja que sacaron ayer. Y al que no le guste, ni modo, arriba las Chivas aunque pierdan!

Armando Samano lo opinó a las 5:06 p.m.

A curarse! 

    
Este post sencillo está dedicado a regañar a mi compadre Semidios por no cuidar como debería de su salud. Como son varios los que leen este antro y aquél, invito a los cuates a sumarse a la regañadera directamente en su tag. Maese, tiene usted muchas ladies qué atender. O, insisto, como chingados se escriba!

Armando Samano lo opinó a las 1:39 p.m.

miércoles, mayo 26, 2004

Corrección a la utopía 

    
Ella dice:
disculpe usted... puedo hacer una apreciacion ?
Armando Sámano dice:
por favor, esperaba su corrección
Ella dice:
no es Pluton...
Armando Sámano dice:
no?
Armando Sámano dice:
mmhhhh
Ella dice:
es Venus.. el que tiene periodo de rotacion y de traslacion muy parecidos...
Armando Sámano dice:
ya, sí
Armando Sámano dice:
que casi siempre da la misma cara al sol?
Ella dice:
si, algo asi como nuestra Luna...
Armando Sámano dice:
mmhhh, debo corregir eso...
Armando Sámano dice:
el día el plutón "sólo" dura 6 días
Ella dice:
si, exactamente..en Venus 243 dias..
Armando Sámano dice:
mmhhh, qué sugiere para no dejar ese post de mala información'
Armando Sámano dice:
?
Armando Sámano dice:
sin perder demasiado la cara y la vergüenza, por supuesto
Ella dice:
justo por eso vine a tocar aqui a esta puerta, estaba a punto de dejar un mensaje alla..
Armando Sámano dice:
jajajajaa, qué "cute" es usted
Armando Sámano dice:
debe dejar usted el mensaje, sin duda
Ella dice:
y es que mi primera reaccion fue en pensar que perderiamos los atardeceres y amaneceres..
Armando Sámano dice:
y sí, porque apenas se ve el solecito allá
Ella dice:
si, pero entonces verifique eso y ya me reconforte, por que en Venus veriamos un solezaso !!
Armando Sámano dice:
oiga... la alternativa es buena, siempre y cuando en Venus se viera "algo"
Ella dice:
y digo, finalmente es un "dia" de doscientos y pico dias terrestres, igual y mucho se puede hacer...
Armando Sámano dice:
recuerde que la atmósfera venusina no deja ver un cacahuate
Ella dice:
no solo eso, en venus ademas del gran Sol, se veria a la Tierra !!
Armando Sámano dice:
y no habría "homesick"
Armando Sámano dice:
le molesta sin posteo mejor está conversación derroche de ingenio y creatividad astronómico-poética?, por supuesto cuidando su anonimato
Ella dice:
mmhh... lo unico es que ..si es cierto eso de que las mujeres son de Venus, pues habria que atenerse a las consecuencias !
Armando Sámano dice:
mmhhh, por eso hay que descartar Marte y Venus, para que no nos tachen de sexistas
Armando Sámano dice:
y por otra parte... Júpiter sólo tarda 8 horas en rotación
Ella dice:
como lo que se busca son "dias" largos, o al menos mas largos que lo que tenemos, eso solo da tres opciones: Merurio, Venus y Pluton...
Armando Sámano dice:
y Venus ofrece los días más largos
Armando Sámano dice:
pero tiene el grave inconveniente de ser el "cradle of life" femenina
Ella dice:
pues, yo digo entonces quedarse con Pluton, "dias" de seis dias son bastante buenos ...
Armando Sámano dice:
ya es algo
Ella dice:
asi es
Armando Sámano dice:
pero mi post pierde el sentido poético del tiempo elongado para siempre...
Armando Sámano dice:
en fin, la ciencia no está para complacer huevones
Ella dice:
lamento esta inconveniencia

...

Armando Samano lo opinó a las 12:43 p.m.

martes, mayo 25, 2004

Días de 32 horas 

    
O tiempo más lento? sí, podría ser bueno que hubiera momentos de elongación de segundos, que a veces parecen transitar con nudos, o doblados.

Porque de repente pasan tantas cosas en la cabeza y en el mundo que quisiéramos tener más tiempo para mirarlas de cerca y no tener que repasarlas en el REM. Y por lo tanto, tener sueños más plácidos, y que sea suficiente con 6 horas y no las 8 recetadas por los médicos. Escuchar las noticias aún dormidos por la mañana y despertarnos informados. Bañarnos aún disfrutando del último sueño y peinarse planeando la ruta menos congestionada hoy, manejar disfrutando la marcha y los cambios, la plática con Jimena, en lugar de repasar la agenda, planear el post de hoy y recomendarle que se porte bien. Llegar a tomar café y espabilarse en lugar de contestar mails urgentes y preparar propuestas que anoche, irresponsablemente, no acabé a las 12 am.

Pensar en las 10 películas y tres cuentos de los que no he podido escribir y que de hecho ya olvidé casi por completo, de los cuales sólo conservo sensaciones. Pensar en los amigos, los blog-amigos. Pensar en mis sobrinos. Repasar y reposar los sentimientos, acariciarlos, sí, casi como masturbación sentimental.

En Plutón el día dura lo mismo que el año, 272 años terrestres. Hace frío pero el combustible fósil no tiene para cuando acabarse (por más que siga subiendo de precio) así que unos cuantos barriles deben bastar para calentarme mi hogar por allá. Con días de 270 años podría tranquilamente informarme de la historia antes del baño, bañarme tranquilamente mientras me hago viejo y desayunar un libro de historia contemporánea con huevos refitros.

Podría ejecutar durante la primera "hora" del día el mantra de la buena administración: "planificación, ejecución, administración y control" y así llegar tranquilo a la hora del almuerzo, con el trabajo terminado y las ganancias depositadas en el banco. A las 11 am saldría por mi torta de tamal y champurrado para recargar baterías y poder planear un negocio nuevo. O quizá, a esa hora, y con la conciencia tranquila del deber cumplido, navegar 2,857 blogs en, porqué no, cuatro idiomas distintos, por lo menos.

Podría así hurtar ideas, plagiarlas, robarlas con descaro. O, con diplomacia, "inspirarme" en ellas y "crear mi propio estilo a partir de diversos elementos". Una vez consumado mi acto de mimetismo poder, incluso, convivir con mis compañeros de oficina y debatir intrascendentes "reality shows" y "bodas reales" sin sentir que pierdo mi tiempo, por el puro gusto del ocio de 21 millones de euros.

La comida sería babilónica, como diría el Gabo. Onda 30 reses, 70 cerdos, 150 corderos. Abuntes y variadas botellas de vino. Pizza, pasta y queso en proporciones sin límite. Bufete mediterráneo con generosidad americana. ¿Lo mejor de dos mundos?

Una siesta?, sí, cómo no, con mucho gusto. Tarde de cine y música, de flojera de pensar, sea por gula de seguir recibiendo y compartiendo. (sí, eso se me había ocurrido y quería postear de eso!!!, de que el cine es mejor que el libro porque se comparte con la persona que amas al mismo tiempo que tú lo descubres!). Película, plática, música, en un ciclo de avaricia sin fin.

Podría tener una larga noche de amor con Edith sin preocuparme por la desvelada, ni por despertar a Jimena... Me gusta Plutón.

Armando Samano lo opinó a las 9:01 a.m.

Happiness in Life 

    
"Our greatest happiness in life does not depend on the condition of life in which chance has placed us, but is always the result of good conscience, good health, occupation, and freedom in all just pursuits. - Thomas Jefferson"rson"

Armando Samano lo opinó a las 7:51 a.m.

jueves, mayo 20, 2004

Por algo venden tanto -spoilers Código daVinci- 

    
-La búsqueda del Grial está promocionada por el más grande best-seller de la historia
-¿Harry Potter va tras el grial?
-Me refería a la Biblia
-Sí, ya lo sabía


El libro iba bien, es una trama tipo cine y de súper fácil digestión, lo único que yo puedo leer teniendo mi cabeza tan aturdida y atormentada. Es emocionante y a ratos levemente divertido, como el diálogo citado.

En realidad me impactó la hipótesis sobre la deidad de María Magdalena. Bueno, ni siquiera deidad, porque más bien dice que tanto ella como Jesús eran completamente humanos, aunque sí de sangre de reyes. Pero vaya, la elevación que hacen de la figura femenina y, de paso, la explicación de cómo hemos caído en Occidente en una civilización tan machista (y que los budistas se busquen su propia explicación, s.v.p.) me son muy atractivas.

Alguien me dijo, cuando iba a nacer Jimena, que sería mujer mi hija ?porque el destino no traiciona?. Ése alguien sabía de mi circunstancia (ya tenía rato sin padre y vivía con cuatro mujeres), y también de mi forma de pensar. En general soy aferrado, quizá por trauma, a respetar a muerte al género femenino, y aunque trato de no deificarlo, rara vez lo consigo:



Por supuesto, la conexión con Leonardo y que él también profesaba veneración a la deidad femenina por excelencia fue otra ancla que me hizo devorar el librito. Leonardo y Jimena juntos en Milán (perdón por la evidente presunción) fue una foto que busqué afanosamente tomar en nuestro viaje. Aunque he sido reprendido por ello (merecidamente), no puedo evitar pensar en mi hija como algo tan grande como el genio italiano.

Pero su grandeza (de Jimena) no reside en su genio (que lo tiene) sino en su condición de mujer. En nuestro obsesivo (pero no asfixiante, al menos hasta ahora), esfuerzo por inculcarle todas las ventajas de su género (que son muchas) y extirparle la mayor parte de las taras sociales que se le han atribuido (no pocas) y en protegerla (sí, somos padres) de los indudables peligros que existen para las mujeres.

Por eso quiero recomendar el libro. Por esa lectura que yo obtuve. Más allá de fundamentalismos religiosos. Más allá de absurdas poses literario-culturosas que lo desdeñen por ser un "best-seller" (ya quisieran esas regalías!), esa idea es necesario difundirla. La mujer debe recuperar su lugar, no sé si como cáliz o como piedra de toque, auténtico punto de partida de la civilización. Pero algo así, sin duda, me gustaría que fuera Jimena...

Armando Samano lo opinó a las 7:46 p.m.

Tête á Tête 

    
Mi jefe me evade seguido. A la hora de comer, o visitar clientes o lo que sea, casi nunca andamos solamente él y yo. No nos llevamos bien a nivel personal, aunque existe un gran respeto profesional. Es extraño, porque este trabajo es en el que más he durado desde hace 10 años (apenas llevo 2 años) y en realidad apenas hemos convivido. Pero le gusta la forma como llevo las cuentas y yo reconozco que él sabe llevar bien la empresa (y no me gusta); es un tipo "exitoso".

Los nerds somos señalados como inadaptados sociales. Pero lo que no podemos hacer bien es convivir con la manada. En la "pomida" de fin de año de la oficina yo estaba con mi súper jeta de aburrición y aunque si me chingué mis buenos 9 tequilitas, no le entré con furia como los demás al desenfrene alcohólico. Soy malísimo para beber en manada. Para convivir en tribu, en general.

En cambio los encuentros "tête á tête" los disfruto enormemente. Aunque la frase se usa más bien como para identificar encuentro entre "líderes", me gusta adaptarlo a la situación del "uno a uno". Principalmente por el hecho de que es el individuo, cualquiera, el que da razón a la Humanidad de existir. En rebaño nos encuentro despreciables.

Justo la individualización es donde surge la creación. El trabajo en equipo implica competencias y deslealtades. La conversación individual elimina gran cantidad de poses y máscaras que solemos ponernos para convivir socialmente. Aunque permanecen algunas, la verborrea entrenada como la mí es capaz de irlas quitando con mayor facilidad. Además, suelen ser sólo velos que esconden algo, pero no todo.

El problema "humano" de los empresarios es que suelen volverse individuos vacíos. El "hacer empresa" implica una anulación del individuo, por más que suene paradójico. El objetivo "generar riqueza" está totalmente contrapuesto al desarrollo individual. La acumulación de dinero, si bien pareciera un acto de egoísmo supremo (El Avaro de Moliere o Rico McPato de Disney) es en realidad una supresión. Un intercambio entre el dinero y la persona. El dinero que genera el empresario es, siempre, un "yo tomo de ustedes una parte y la junto". Está mejor ilustrado en "Contact". S.R. Hadden dice que quiere devolver a la Humanidad lo mucho que le ha dado, y al decirlo, se corrige a sí mismo y dice "from whom I've taken so much". Y sólo así, convertiéndose en dinero, se puede acumular dinero.

La contradicción de mi jefe está en que, al interactuar conmigo, se siente humanizado. Porque le ha costado trabajo suprimir su parte humana en aras de su conversión a "empresario". Hubo un momento en que intenté acercarme para ayudarlo con eso. Error, a mí me conviene que se convierta completamente en empresario y estar al lado. La riqueza suele salpicar.

Armando Samano lo opinó a las 12:07 p.m.

miércoles, mayo 19, 2004

No, ni madres 

    
Benny, I got your money - you're all square. Dutz, according to Delaney you're on the hook for Spender too. Which leaves Pete as the last person who has money outstanding. Results from the games on Monday


- OK, esto sí ya está bien orate - qué chingados pasa!!!???, y porqué sólo a mí????, cualquier ayuda será bienvenida... obvio, esto no lo escribí yo. Me borró lo que había escrito y me puso otra cosa en ese lugar. Pero conservó el título!, esto es de lo más bizarre, no entiendo nada!

Armando Samano lo opinó a las 4:31 p.m.

Kind warning 

    
This post was not written by me, Armando Sámano. Albeit I have enough fluency on English to write post in half speed the Spanish ones (which is by all accounts a decent speed) and I proudly posses enough vocabulary to sound refined and stylish in case I would decide to write in English (and the idea has come sometimes to my mind) I would open a new blog. I even tried once with the sponsorship of my good friend logovo, but I am not persistant nor disciplined enough to sustain both sites.

On the other hand, I decided to do not remove such post as a proof that, eventually, machines actually DO get wrong sometimes, despite the general belief that they are always right. Of course that statement could be vastly argued but since no one, it seems, has suffered anything like this, I consider it a "machine mistake" rather than a "programming bug"

Armando Samano lo opinó a las 4:28 p.m.

martes, mayo 18, 2004

I'll be watching you 

    
Pero qué delicioso guisa Edith! Tiene una magia en las manos esa mujer! Raro, pero debido a que Jimena tuvo una infección en las anginas nos pasamos enclaustrados el fin de semana y por lo tanto tuvimos ahora visitas. Mi suegra y mi cuñado solamente. La suegra es la suegra aquí y en China. Es un ser que no puede evitar fijarse en cada cosa, criticar cada detalle, observar, con dejo de jurado de La Academia, la forma en la que se pone la mesa, el estado de los cubiertos, ls utensilios para servir la comida, el estado de los refractarios.

En realidad creo que mi suegra es más así con su propia hija que mi madre. Pero claro, mi visión es parcial, tendría que preguntárselo a Edith. Por lo menos trato de estar pendiente de eso, de que mi mamá no le tire mala onda a Edith tanto cuando la visitamos como cuando nos visita. Mi suegra es caso aparte. Lo que sí le reconozco es que es muy discreta en observar, no es fácil darse cuenta de que está juzgando todo.

Nos llamó en la mañana para saber cómo seguía Jimena y para avisarnos que "probablemente" iría a vernos. A mí me gusta que nos visiten ocasionalmente, puesto que no lo hacen seguido (este año 2004 es la segunda vez que se para por mi casa) así que se le recibe con gusto. El sábado nos la pasamos leyendo revistas, periódicos y El Código Da Vinci, y el domingo seguíamos en eso y en ordenar el fabuloso desorden de fotografías impresas que tenemos. No somos así que digan tan meticulosos ni guardamos las fotografías en ningún orden particular. Pero a sus casi seis años es justo que Jimena tenga ya un cierto álbum cronográfico de sus imágenes. Algunos viajecitos, eventos memorables y uno que otro registro "sin motivo particular". ¿Te acuerdas de cuándo fue esta?, y nosotros quitando telarañas a recuerdos relativamente cercanos.

Ya cerca de las 7 pm le dije a Edith "vamos a comer, tu mamá ya no vino". En lo que yo lavaba trastes ella preparó una ensaladita de lechuga y espinaca con un aderezo de aceite de oliva, vinagre (de Módena, but of course) y unas hierbas aromáticas verdaderamente ricas. Se inventó una pasta con "sopa", igual, a las hierbas (sí, se la inventó porque esa pasta no está hecha para comerse como pasta seca sino "aguada", en caldo y ella logró que se cocinara bien como seca) y unos trozos de pechuga de pollo super bien dorados y sazonados. Sí, soy lento para lavar trastes, pero no tanto, en 15 ó 20 minutos ya estaba lista nuestra comida dominguera. Y justo llegó mi suegra. De tanto que no nos visitan, no sabían el número de nuestro departamento, y nos tuvieron que hablar por teléfono para poder tocar el timbre de abajo.

Después de los correspondientes saludos y parabienes, llegó la hora de la cena: "Qué rica está la pasta, cómo la preparaste?", "qué bien está este tenedor para pasta, dónde lo comraste?", "qué buen aceite le pusiste a la ensalada, de cuál es?", "qué hierbas dices que son esas?", y así, al infinito. Es un ritual que no me gustaría ver seguido, pero que así de repente me divierte.

Mi güera aprobó pues, con 10, la inspección-visita de mi suegra. Recuerdo que cuando éramos novios le dije respecto a la actitud inquisidora de Doña Alicia: "El día que te ganes un Premio Nobel, tu madre en lugar de felicitarte te reclamará por no haber obtenido mínimo dos".

Sí, al parecer es una dinámica común en la relación "madre-hija mayor" mexicanas.

Armando Samano lo opinó a las 10:33 a.m.

lunes, mayo 17, 2004

    
Went for a jog in the evening, and had the entire ground to myself. Everyones left for the summers. Its amazing how a university of 50,000 students can turn so unpopulated in a just a couple of days. I Was wheezing like an old man at the end, but ran for 1.5 kms after no running at all for 2 years. Even so, I cant believe I used to run more than 10 kms in under 60 mins. But then that used to be 4 years and 20 pounds ago.

Saw a second HUGE shooting star in as many days. I wonder what it is here, may be cause of the pollution free environment, the sky is more clear.ment, the sky is more clear.

Armando Samano lo opinó a las 2:17 p.m.

viernes, mayo 14, 2004

Elogio de lo cursi 

    
Vimos "In America" el fin de semana pasado. Quien lo haya visto puede tener su propia opinión y en gustos se rompen hímenes, como diría el gran maestro Jaime López. La forma en la que se trataban los padres y las hijas, y las hijas entre sí, en medio de un barrio lleno de prostitutas y trasvestis es, a muchos ojos, completamente cursi.

Anoche Jimena ofreció preparar la cena. "Capuccino" instantáneo (Nescafé, sí, wákala) para papás, panes con Nutella para todos y leche para ella. Lo hizo con tal diligencia y entusiasmo que nos quedamos maravillados. Yo le ayudé con el agua caliente para los cafés pero no me dejó hacer más: "Yo los llevó papá", "yo te llevo las servilletas, papá", "yo recojo los platos papá".

Estoy seguro que las formas ayudan a ablandar corazones. Anteponer la amabilidad genera siempre, tarde o temprano, una reacción positiva. Lo importante es, claro está, que la actitud sea genuina. Y también, porqué no?, vencer la pena que impone una sociedad que, por lo general, gusta de la sangre y desprecia lo cursi.

Jimena vive ese conflicto en su escuela. Sus maneras finas, amables y alegres le granjean mucha simpatía, pero también, de repente, suscita enconos. Ella persiste o se pone de lado. Pero le cuesta trabajo comprender cuando la gente no reacciona a la amabilidad. Si he de ser franco, a mí también me cuesta trabajo y por lo tanto, no le he podido ayudar mucho con eso. Ante la franca agresión bien que le he aconsejado que responda igual (sí, nada de andar poniendo la otra mejilla), pero sin excederse, sin crueldad, mera defensa. Y lo ha entendido bien, pero suele pasarse de tolerante y también, de defensora de las causas justas. En la semana se peleó con su amor platónico, Aldo, por defender a su amiga y tocaya, Ximena Valverde, que estaba peleando con Aldo, pero lo chistoso fue que Valverde también se enojó con ella, con mi Jimena, porque entró a defenderla: "Deja que arreglemos nuestros problemas solos Jimena, no te metas"

Le costó la semana completa digerir el golpe, pero antier, en una encuesta en el autobús rumbo a una excursión, bien le dio por contestar: "a mí me gusta Aldo". A mí no me encantó tanto esa entereza, pero... pues yo también debo aprender a encajar esas cosas...

Armando Samano lo opinó a las 4:21 p.m.

jueves, mayo 13, 2004

El sexo como termómetro 

    
Me gustó mucho el post de Sikanda respecto al "share of mind" que tiene el sexo en nuestras vidas adultas. Anoche Edith me contaba, a partir de nuestra dosis semanal de Sex and the City, que en efecto muchas mujeres miden la calidad de la relación en un momento determinado con el termómetro del sexo. No sé qué tan generalizado sea, pero supongo que Edith sabe más de conversaciones "femeninas" que yo.

En la oficina me apodan "El Padre Amaro", porque insisten que no puede ser que no sea yo fan de congales y "table dance". No soy santo, aclaro, cuando voy bien que miro. Pero sí tengo un estilo monacal en la forma en la que hablo de mi vida sexual. Mi condición cuasimonógama (solo tuve dos parejas antes de Edi), el haber sido criado entre mujeres y con mucho pudor y recato quizá condicionaron ese desarrollo.

En realidad, procuro ser discreto. Nunca he entendido el objeto que tiene hablar de conquistas que, además de todo, son 90% fantasía, 9% imaginación y 1% realidad. Entre hombres la plática común es esa, el número, estadística, la variedad. La calidad puede incluso pasar a un término no tan importante (aunque conquistar una chava "bien buena" siempre añade puntos extras). Lo que importa es la estadística. Y presumirlo, principalmente presumirlo. El que no lo presume es mal visto.

Pero asociar la compatibilidad sexual con la compatibilidad de pareja me parece demasiado ingenuo. Pensar que un hombre "quiere" a una mujer por la buena forma en la que le hace el amor es algo que simplemente no puedo entender... será que soy hombre?

Armando Samano lo opinó a las 9:05 a.m.

El Predicador 

    
Todo ahora son voluntades. Después de cierto hiatus ya muy prolongado (los 9 viajes de un sólo día a Guadalajara del año pasado no son, en sentido estricto, viajes) me ha tocado volver a las noches de introspección (sí, qué aburrido me resulta pasar una noche conmigo mismo!) en los viajes. Mi primer viaje de trabajo ya data de hace 9 años, a Filadelfia, capacitación en un novedosísimo sistema de autorizaciones de tarjeta de crédito que, estábamos seguros, iba a cambiar "la forma de hacer negocios en México".

No hubo tal pero desde entonces definí mi función profesional: Predicador. Ni siquiera fui o pude llamarme "heraldo de los nuevos tiempos". Los heraldos anuncian verdades irrefutables. Los predicadores (con demasiada obsesión por el desierto) no miramos la realidad, sino que deseamos instaurar nuestra ilusión dentro de la realidad sin convertirla, que se quede en ilusión.

La prédica lleva a recorrer lugares. Guadalajara y Tijuana fueron mis primeros destinos. Ahí prediqué el orden de una red bien documentada. Después fue el barrio cercano a México, Centroamérica y República Dominicana (mi helmano!) donde predicaba el orden de las finanzas y los "procesos de negocio". Después cambié de religión y en esas mismas regiones mi prédica fue "no dejarás caer tu operación", "cada minuto de downtime son millones de dólares en pérdidas" y así.

La mayor de mis religiones fue la web. Aunque yo tenía mi prédica oficial, siempre, casi ritualmente, estudiaba la fe internecia. Cuando llegó mi oportunidad yo ya era un erudito en el "business at the speed of mind" y lemas igual de babosos e idealistas. Cuando uno tiene tal fe, las distancias son lo que menos importa. De Boston a la Patagonia llevé mi prédica. 70 noches de hotel y 120 mil kilómetros en un año. Lo irónico fue que estaba yo predicando un Dios que ya todos habían visto morir. Yo proclamaba su resurrección pero nadie me creía...

Parece que esos tiempos se han acabado. Cuando no ví resucitar a mi Dios me dí cuenta que toda la fe era absurda. Desde entonces me estoy dedicando, cada vez más y mejor, a trabajar y ganar dinero. El dinero que se gana desde la productividad ha resultado ser menor y más dificil de obtener que el que se obtenía por la prédica. Pero, de momento, parece que es más firme. Parece que el apotegma capitalista de la generación de riqueza es ineludible. Eso bien podría ser el inicio de otra prédica...

Armando Samano lo opinó a las 8:35 a.m.

miércoles, mayo 12, 2004

Haciendo campaña 

    
The Economist, el heraldo de la inteligencia en la derecha mundial, dedicó su portada de la semana pasada al asunto de las violaciones de Derechos Humanos en Iraq. En realidad lo dedicó a una demana a la que siento la obligación de sumarme: Donald Rumsfeld es una amenaza para el mundo y debe renunciar. Él y el mago de actuar tras bambalinas, Dick Cheney, quienes en realidad gobiernan EU y que tienen a Bushito Jur (léase Bush Jr.) y a Condi Rice de parapeto solamente. Es de un cinismo espectacular cómo se aferran al poder a pesar de ser responsables de una atrocidad como esa.

Sí, la verdad es que es ingenuo pensar que en una guerra, donde las pasiones de aniquilación son utilizadas con fines políticos, no se den este tipo de situaciones. Pero no por miedo a parecer infantilmente ingenuo deben dejar de señalarse y, como en este caso, demandar responsabilidad. Se especula mucho sobre la situación y yo encuentro particularmente interesantes los enfoque que Alfredo señala al respecto, pero más allá de esas especulaciones, es necesario remarcar el hecho de que esos comportamientos atroces (derivados e hijos lógicos, sí, de una política atroz) están demasiado fuera de lo debido.

No encuentro mucho qué decir sin parecer idiota. Pero algo dentro de mí me dice que hay que trascender el pacifismo a ultranza y, aún dentro del marco "malo" de la guerra decir que esto se pasa demasiado de la raya. Sting cantó alguna vez que "There is no such thing as a winable war, it is a lie we don't believe anymore". Pero la seguimos creyendo, todos los días...

Armando Samano lo opinó a las 9:15 a.m.

lunes, mayo 10, 2004

Leído al pasar 

    
Hay gente que es tonta porque la naturaleza no fue generosa con ellos, y eso no da risa, pero cuando uno es tonto porque quiere, yo me rio

NAPG

... ahora te entiendo mejor Chango

Armando Samano lo opinó a las 11:34 a.m.

Me muero por conocerte 

    
¿Qué conocemos de los demás? En la blogósfera nos identificamos por gustos, por letras, por leer entre líneas cierto tipo de mensajes, por el estilo con que escriben los demás, estilos que nos atrapan por oposición o por afinidad.

Ahora fue el turno de "conocer" a Manuel Lomelí (creador de Chango100), Judith C. de la Rocha (De quereres y otros males) y "verde" (ignoro si le moleste que su nombre se publique, pero no me arriesgo). El tópico de Manuel Lomelí ha sido ya extensivamente tratado en este blog y logovo ha de disfrutar bastante slasheando sobre nuestros comentarios. Judith la he referido poco, injusto de mi parte pero también... ella no postea tanto como debería. Verde ha también recibido algunos comentarios en estos posts pero la sorpresa fue ver lo alivianado que es en persona.

Las relaciones humanas están mucho más cargadas de elementos físicos de los que yo estaba dispuesto a aceptar. Siempre he sido un "detractor/usuario" de las teorías que explican la comunicación no verbal. Detractor porque creo que, bien escritas o dichas, las ideas deben prevalecer y trascender los vicios y ruidos a las que son sometidas por sus emisores, sea en pausas, tonos de voz, gestos y actitud corporal. Usuario porque me valgo de esa observación en mi profesión para determinar mi grado de éxito parcial en la comunicación de los mensajes que requiero para completar mis ventas.

Tan fácil como eso, y como la realidad de que, en un blog es fácil crear un personaje, me he dado cuenta que cada quién construye un personaje que sin duda refleja mucho de lo que somos pero que, también, queda muy sujeto a interpretaciones parciales. Podemos incluso vaciar en un blog lo que somos pero nunca mostramos en la vida real.

No digo que sea el caso pero sí hay fuertes contradicciones en Judith y en Manuel contra la imagen que yo me construí de ellos a partir de sus blogs. Ok, tenía la ventaja de haber chateado con ellos y percibir sí, esas diferencias entre sus personajes y sus personas. Pero de repente, al conocerlos como personas y no como blog-personajes, ligarlos a sus escritos fue aún más dificil. Me llevará tiempo, supongo...

De todas las formas cibernéticas de conocer a las personas, los blogs son, con mucho, las más interesantes, sí, pero también las mas desconcertantes...

Armando Samano lo opinó a las 9:12 a.m.

jueves, mayo 06, 2004

No andaba muerto 

    
Cinco días sin postear es lo más abandonado que he tenido a "There is no such thing as WOM". Mi pequeño intento de pequeña disciplina acaba de sufrir su primer traspié serio. El pretexto es que no encontré tarjetas de internet prepagado en Costa Rica y que el acceso en el Radisson Europa de San José es muy dificil de configurar. ¿La verdad?, tampoco le puse demasiado empeño. Creía yo que necesitaba desblogintoxicarme. Leí poco o nada de blogs y, obvio, no revisé ni comentarios ni estadísticas. De hecho lo poco que utilicé el Business Center fue para leer algo de mails y algo de noticias.

"Estar conectado" se ha convertido en mi religión. En la televisión por cable del hotel el canal que más tiempo sintonicé fue uno que no había yo visto nunca: CCTV: Televisión China. No entendía ni madres, pero lo que se dice nada. Veía imágenes de Bush, de Powell, de Schwarzenegger. Ponía atención extrema en cada escena familiar para ver si por lo menos distinguía el nombre de algún personaje. Estuvo en chino. Imposible. Nada se distinguía verbalmente. Pero por supuesto me sorprendió lo "occidentalizado" del canal. Las cortinillas, los comerciales, los displays de los sets. Todo occidental, pero con ojitos rasgados. Más occidental que la japonesa, diría yo.

Y por el lado de la invasión cultural que tanto lamentamos los mexicanos que recibimos de los gringos, el esquema se repite de nuestra parte para los ticos. La televisión local, cuando no transmite programas calcados de los formatos mexicanos, de plano transmite programas mexicanos. Desde hace cinco años supe que el canal mexicano en el extranjero se llama "El Canal de las Estrellas" con harta pena ajena. Todos mantiene una imagen menos boba, algo más seria aunque los contenidos sean igual de chafas. Pero no, los mexicanos somos nacos y además lo presumimos, lo gritamos.

La sorpresa me la llevé al conocer San José centro. La ciudad es feíta con ganas. Parecida a cualquier ciudad latinoamericana, pero más fea que la mayoría. Cierto, tiene su zona "nice" con el mejor mall de Centroamérica, Multiplaza, y me dieron envidia los precios, promedio 25% más baratos que en México en ropa y entre 15 y 20% en electrónica. Dos librerías súper bien surtidas, que incluso tenían las ediciones alemanas, italianas, francesas y británicas de los cinco libros de Harry Potter, pero digo, los clase media alta viven igual en todos lados. Pero el centro es cutre, maltratado. Entiendo que Costa Rica es un paraíso del turismo ecológico, quién querría vivir en la ciudad ahí!?

Un taxista me contó un chiste: Estaba un mexicano y un centroamericano y el mexicano, ebrio, grita: "Como México no hay dos!" y el centroamericano contesta: "Gracias a Dios!"

En todos lados se cuecen habas.

Armando Samano lo opinó a las 9:55 a.m.

Para qué tanto grito 

    
Si lo pueden arreglar a madrazos...

El asunto de Cuba se ha vuelto una verdadera muestra del dicho einsteiniano de que la estupidez humana es tan infinita como el universo. Aunque en general apruebo que Fox los haya mandado a la chingada por ojetes (no, no me cae bien Castro) creo que la diplomacia es un arte más elevado que requiere más cerebro que el demostrado hasta ahora.

Y como muestra de la capacidad de los cubanos para enredar todo y hacerlo más bizarro, (exponenciando nuestra también conocida capacidad al respecto) el asunto sigue en puras amenazas del tipo "qué?", "pues qué?", "pues qué de qué?", "pues qué de qué con qué?", "pues lo que quieras!"

Es decir: Qué?, vamos a romper relaciones diplomáticas con Cuba?, entrar en guerra? no!, leyendo atentamente se descubre que la expulsión del embajador cubano y la llamada a Adriana Lajous (embajadora mexicana en Cuba) a "consultas" son "maneras diplomáticas" rudas sí, pero no necesariamente provocadoras del cese de relaciones. Que cuáles son las otras formas diplomáticas de arreglarlo si no hay embajadores de por medio?, eso pregúntenselo a un internacionalista, yo soy taquero.

México ha hecho mucho por Fidel, y según los analistas eso hace sentir al senil patriarca caribeño con "derechos" sobre México. En México muchos lo adoran, lo ven como el mesías valiente y anti-gringo que quisieran que México tuviera. Pero anoche (y odio este lugar común) comprobé que "una imagen dice más que mil palabras". En la visita de Karol Wojtyla a Cuba hace cinco años o más, una mujer empezó a gritar "muerte a Fidel" frente a las cámaras y los reporteros que cubrían el evento. Después de un minuto, un "compañero" suyo se le acercó a pedirle primero y forzarla después a que se callara. Así, tapándole la boca. El compañero en cuestión no parecía agente represor, se ve que era una persona más en el evento ayudando a la mujer a que no "se metiera en problemas". Pero le miedo se les veía a todos en la cara de oír a la mujer "blasfemar"... contra eso no hay defensa posible.

Armando Samano lo opinó a las 9:14 a.m.