There is no such thing as WOM

miércoles, mayo 31, 2006

33 días, 50 compromisos (II) 

    
El compromiso número dos de la propuesta de AMLO es la famosísima pensión para viejitos. Debo reconocer que cuando estoy frente a una propuesta buena me dan ganas de implantar un sistema mamón de puntos donde cada propuesta califique del 1 al 10 y así, al promediarlas, las buenas (o menos malas) como ésta, desaparezcan o no sean significativas.

Obvio, mi ñoñez me delata y no pienso hacerlo. No soy defensor de esta propuesta pero creo que es de las mejores del Peje. La única razón por la que pienso que esta propuesta no está perfectamente bien es porque tengo un muy arraigado sentido de que "está mal" regalar dinero.

La presentación de la propuesta tiene un insufrible y setentero tono dogmático: "Los perversos capitales" protagonizan la diatriba y dicho tono relega lo verdaderamente toral, el país se divide en dos: los formales y los informales. Si bien los informales nunca pagaron impuestos, tampoco tuvieron los beneficios (que sí hubo) de pagar impuestos: El IMSS, el Infonavit y muchos otros, que también incluyen pensiones.

Y aquí viene lo interesante del asunto. Si bien no pagaron impuestos directos, el IVA se paga desde hace muchos años. El dilema "origen y aplicación de recursos" es un tema muy árido y no me siento competente ya no digamos para comentarlo, siquiera para entenderlo a cabalidad. Pero los principios son siempre los mismos y el dinero público tiene que servir a la gente y hay actividades que producen bien social (el "ama de casa") que no tienen forma de tener retribución directa, como bien señala la exposición de motivos. Dar una pensión a los adultos mayores que la necesiten es positivo no sólo para los adultos mayores, sino para los descendientes que deben preocuparse menos de mantener a sus viejos y más de mantener a sus hijos. El costo, se ha demostrado, no es oneroso para un Estado que NO es pobre (México no es rico, cierto, pero tampoco pobre). El beneficio, sin duda, es enorme.

El hecho de que el apoyo sea dado así, indiscriminadamente, es menos malo que construir una estructura burocrática que determine quién es lo suficientemente pobre para necesitarlo. Los beneficiados que no deban ser beneficiados serán relativamente pocos y es también un asunto de "educación cívica". Cosa diferente son las inversiones en desarrollo social y esa es la gran virtud de esta propuesta, que se separa hábil (dirían los otros, electoreramente) lo que es posible administrar como apoyo directo de lo que sí requiere, necesariamente, una administración más "científica" y dirigida (Educación, salud, vivienda, servicios básicos).

Así pues, creo que la propuesta es quizá la mejor de todo el programa del PG en tanto no desmantele a su par, la pensión contributiva, que a pesar de la crítica que se le da en la página de AMLO, es buena también, puesto que garantiza la retribución al que contribuye de manera formal y crea un mercado de capitales que, administrados profesionalmente, pueden y deben ser un muy importante motor de desarrollo.

Armando Samano lo opinó a las 8:33 a.m.

martes, mayo 30, 2006

33 días, 50 compromisos 

    
Preocupado como estoy por mi pronóstico de que el Peje será Presidente y queriendo luchar en contra de que se cumpla para darme a conocer como mal profeta, me dedicaré los próximos 33 días, en la medida de lo posible, a comentar el eje temático de la campaña de Andrés Manuel López Obrador: Los famosos 50 compromisos para recuperar el orgullo nacional. Intentaré que sean posts diarios de a 1.5 compromisos por día, para autoentender porqué no voto por el PRD. Desde ahora anticipo que no tengo forma de defender al candidato por el que pienso votar (Felipe Calderón) y que sí, esta será una microblogcampaña destructiva y no propositiva. Yo no estoy en campaña y no tengo obligación de ser objetivo, ecuánime o imparcial.

La intención es comentar compromiso por compromiso sin forma fija y por lo tanto sin tufo academicista, sino sencillamente cuestionando alrededor del mismo. Otra cosa podría ser terminar con el análisis de la frase en sí misma "compromisos para recuperar el orgullo nacional" que seguro merecerá mucho escrutinio por sí misma.

El primer compromiso es el relativo al tema indígena:
Empezaremos a pagar la deuda histórica que tenemos con las comunidades indígenas. Se combatirá la discriminación y la pobreza. Reconoceremos los derechos de los pueblos indígenas y se cumplirán los acuerdos de San Andrés Larráinzar.
De entrada el texto que describe el compromiso demuestra un desbalance desmesurado entre la crítica, el diagnóstico y la propuesta. El texto utiliza 4817 palabras para describir el problema indígena, que problema grande y grave es. 943 palabras (la quinta parte) para establecer compromisos vagos:

Se debe buscar el reconocimiento, en el sistema jurídico mexicano, federal y estatal, del derecho de los pueblos indígenas al uso sostenible y a todos los beneficios derivados del uso y aprovechamiento de los recursos naturales de los territorios que ocupan o utilizan de alguna manera para que, en un marco de desarrollo global, se supere el atraso económico y el aislamiento, lo que implica también un aumento y reorientación del gasto social


o compromisos que no competen al Ejecutivo sino al Legislativo:
Reconocer a los pueblos indígenas en la Constitución general. Resulta pertinente reconocer, como demanda fundamental de los pueblos indígenas, su derecho a la autonomía, en tanto colectividades con cultura diferente y con aptitud para decidir sus asuntos fundamentales en el marco del Estado Nacional
y dedica tremendas 215 palabras a describir "Acciones Inmediatas" para lograr esos compromisos.

Esto es lo que se entiende por demagogia: Tomas una causa real, moralmente válida, la manipulas hasta la náusea y, de hecho, la haces tu bandera (o una de ellas, la que pones primero en tu lista).

Las acciones hablan de que el eje articulador de dichos compromisos será el cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés. Ya Fox gastó su capital político intentando hacer que esos acuerdos se cumplieran y bueno, tampoco es que sea tan políticamente hábil, pero no lo logró. Asumiendo en el mejor de los casos y debido a alguna magia kármica que AMLO lograse imponer una mayoría en la Cámara de Diputados que por ahora no se ve (a pesar de que Madrazo ya declaró estar muy cerca de las posiciones de AMLO), el enfrentamiento será frontal. Yo no creo que una mejora sustancial de las condiciones de vida indígenas tengan que pasar por el cumplimiento de los caprichos justas demandas del EZLN aunque sí que creo que un marco jurídico apropiado puede facilitar mucho el desarrollo. Soy un convencido de la Vía Feben® y de las estrategias, acciones y organizaciones locales, no de las imposiciones, favores, ayudas, prebendas, órdenes del Poder Central. Y creo que es un trabajo de mucha, muchísima educación civil, cívica.

Armando Samano lo opinó a las 11:02 a.m.

viernes, mayo 19, 2006

Crónicas Defeanas (o mirando al animal en su elemento) 

    
La visita de Semidios al DF no ha podido caer en peor momento para mí. Ni pedo, habrá mejores oportunidades para coincidir.

Sin embargo, no puedo dejar de narrar el evento que acabo de atestiguar: Mirar al "animal Semidios en su hábitat natural". En 30 segundos que estuvimos formados en la fila de un Starbucks obtuvo un correo electrónico de una niña razonablemente preciosa, en lo que el viejito de WOMS pagaba los cafés y los llevaba a la mesa.

Esto (como la torta de tamal que le tengo que dar probar) merece ser narrado lo antes posible...

Armando Samano lo opinó a las 6:40 p.m.

miércoles, mayo 17, 2006

Prosperidad emocional 

    
Por años he revisado los costados de mis familias tratando de entender dónde estoy y satisfaciendo mi ego al saber que, en igualdad de condiciones con sus hermanos, mis padres supieron llevarnos más lejos que a mis primos.

Decía mi padre que yo no le debería nada a él y que lo que llegase a deberle debía pagárselo a mis hijos. En ese tiempo no me parecía que mi padre me estuviera dando nada extraordinario sino apenas lo que nos merecíamos. Así de engreído y estúpido era yo. Por otro lado, mi padre sobrevaloraba un poco lo que nos daba (una vida de clase media normal, sin lujos pero sin sobresaltos) pero igual, no dejaba de ver a sus costados y hacia atrás para, con satisfacción y vanidad henchida, comprobar que los que empezaron la carrera de la vida con él ya no le veían ni el polvo.

Después, cuando llegó la desgracia económica a mi familia, me dí cuenta que las deudas que tenemos con los demás, con la sociedad en general y con la familia en particular, es de monto tan grande que no se puede pagar nunca y, en realidad, lo que uno no debería hacer es siquiera abrir el "estado de cuenta".

Lo he hablado muchísimas veces con Edith porque nuestros antecedentes son similares. Veo a mis primos hermanos y a sus primos hermanos y a nuestras respectivas descendencias y, sí con mucha vanidad, pero con más satisfacción y agradecimiento, me doy cuenta del camino que nos ha tocado recorrer. Y me frustraba un poco no poder hacer el reconocimiento debido a mis padres y suegros que sin duda han sido gente maravillosa y que nos ha dado dones y oportunidades mucho más allá de lo que "les tocaba".

Y ayer, en mi site de aforismos de confianza, me encontré esta frasesita: "May the quality with which we live our life honour the lives of our parents and mentors". Yo he tenido esa idea varias veces pero lo había interpretado mal, lo había interpretado como vanidad. Espero ahora poderles transmitir a mis padres y suegros (y diferentes mentores a lo largo de mi vida) que la calidad con la que vivimos mi esposa y yo (que es mucha) sea un modesto y sencillo homenaje y agradecimiento a su trabajo y esfuerzo.

Armando Samano lo opinó a las 8:21 a.m.

miércoles, mayo 10, 2006

La destrucción del mito 

    
Hay un ejecutivo paralelo a Steve Jobs en la industria informática que tiene mucho menos sex appeal y sin embargo una historia de confrontación y rebeldía aún más radical y "alternativa" que el arquitecto de la Mac.

Scott McNealy renunció hace unos días a su puesto como CEO de Sun Microsystems. Cuando empecé en el mundo de los bytes (hace más tiempo del que la mayoría de la blogósfera salió de la secundaria) había un grial absoluto de geekez y no era ser maquero, que ciertamente era el segundo lugar, sino "saber Solaris". Yo escuché por primera vez el término ya crecidito, nunca he pertenecido a la vanguardia, en 1990. Lo escuché de un colega geek que hablaba como, imagino, hablaba Platón de Atlantis; un concepto muy cercano a La Neta® (feben dixit). Solaris (desde el nombrecito) era el sistema operativo que te permitía, como pr0gr4m4d0r, ser Dios (sí, el Todopoderoso), si los maqueros miraban por encima del hombro a los peceros, la "gente bonita" de la TI estaba definitivamente en Solaris. En Solaris cocinaban dos Proyectos Manhattan al mismo tiempo: La aniquilación de los mainframes de IBM (la división mainframes de IBM era 50 veces más grande que el burdo objetivo de Steve Jobs en los 80's, la división PC's) y la construcción de Internet.

Sí, menuda cosa. De ser nadie (Sun Microsystems era nadie a principios de los 80, cuando fue fundada) se convirtió en la verdadera amenaza del establishment de la TI (Tecnología de la Información), poniendo en jaque a Microsoft por un lado (prometiendo eliminar la necesidad del desktop) y a IBM por el otro (eliminando el "Big Iron" o, como aún les decimos en español, los "fierros"). Si tuviera que comparar, diría que la Sun era la Alemania Nazi de la 2a. Guerra Mundial y que abrió una guerra en dos frentes, en una especie de promesa-cruzada para romper el orden establecido.

Lo interesante fue que, al igual que la Alemania de Hitler, el Sun de McNealy tuvo un inicio fulgurante y avasallador. En 1998, en el apogeo de las puntocom, Sun domninaba 80% del tráfico (en Hardware) y 70% de las aplicaciones (con Java) en Internet. Todos los postulados de las diferentes generaciones de web (1.0, 2.0, 3.1416, etc.) fueron enunciados desde entonces por McNealy y su eminencia gris, Bill Joy.

Pero no hay rebeldía radical sin amenaza de destrucción total. No sabría yo decir si como causa o como consecuencia (o un misterioso cruce de ambas) de la caída de la web 1.0, fue justamente Bill Joy quien postuló las bases de lo que sería el ejercicio intelectual de la década: Predecir el futuro y cómo la tecnología nos afectará. Joy se retiró de Sun en 2003 y McNealy, comprometido con el legado que ambos construyeron (TCP/IP y el shell csh!!) ha durado hasta estos días en los que, sin retos de tecnología verdaderamente desafiantes y en fase de plena mercanitlización de sus "foundations", vieron caer lentamente su castillo de naipes. Sun es ahora poco venerada por la comunidad geek, que ha vendido su corazón al postor más sexy y también más insustancial (ahora que Mac es "Intel Inside" no son otra cosa sino ardillas, es decir ratas con vestido de noche), en estos tiempos de "Guerra Fría" entre Microsoft/Intel y la Web 2.0, como en todo, las ideologías han desaparecido y solo queda la difusa realidad.

Armando Samano lo opinó a las 11:26 p.m.

jueves, mayo 04, 2006

Talante 

    
Joaquín es tranquilo, bastante aguantador. Cuando le dan cólicos procura no llorar de inmediato sino esperar a ver cómo evoluciona el dolor. Es decir, no es reactivo, hace una pequeña pausa para entender.

Nació por cesárea en la madrugada del día del niño (30 de abril) e hizo, me consta, su mejor esfuerzo para nacer el día que se lo habíamos pedido (el 29 de abril) a pesar de que, clínicamente, tenía derecho a por lo menos 4 días más de felicidad intrauterina. No recordaba yo lo cansado que es tener y atender a un recién nacido. Edith es fuerte y si bien su semblante luce radiante, el tener que soportar los "entuertos" (dolores de contracción uterina post parto) junto con los dolores de la herida de la operación y cuidar y alimentar al bebé y que yo esté en la casa "ayudándole" es una carga de trabajo que, por supuesto, hace mella.

Joaquín sabe estar despierto y tiene buena digestión hasta ahora, tiene un sueño relativamente tranquilo y le gusta, las pocas horas al día que puede, mirar y tratar de percibir. Come bien, ni mucho ni poco. Es algo pálido, toca ver qué efectos tiene el sol en su piel. El primer trabajo para los padres es controlar los horarios: Alimentación, evacuación, baño y sueño. Ahora recuerdo, con mayor emoción, lo interesantes que son las horas y los días primeros, cómo se forman los hábitos que nos marcan para toda la vida.

Bienvenido Joaquín, nos ha gustado mucho el talante con el que llegaste al mundo.

Armando Samano lo opinó a las 11:25 a.m.