There is no such thing as WOM

miércoles, abril 28, 2004

Identificador de llamadas 

    
Se me acaba de ocurrir mi primer post gráfico que, de hecho, no ocurrirá como tal, porque además sería una sucesión "fab style" de la carátula del celular. Pero lo que quiero presumir orgulloso es que mi carcachita V60 de Motorola tiene capacidad de recordar, solamente, las últimas 18 llamadas recibidas. Pues bien, de esas 18 últimas llamadas que con lo caro que es llamar al celular se remonta la última al 26 de marzo pasado (sí, un mes) sólo una es de Edith.

En mi bandeja de mensajes escritos tengo cuatro mensajes, dos de prueba de cuando me activaron el servicio, uno de Edith y otro de no se quién que me invitaba al "plantón" afuera de Radioactivo cuando se anunció el cierre de la estación. No soy del hábito de "darle de comer a mi Tamagochi" (de andar mandando mensajes escritos) principalmente porque la empresa me paga la factura del celular, sea la que sea, así que en lugar de pelearme con el miniteclado simplemente llamo.

En efecto. Edith no me llama nunca, no me cela nunca. Y nunca he sentido que no me quiera o que no me ame (sí, nos amamos y nos queremos). Una de las quejas más recurrentes de los hombres es la paranoia-obsesividad-posesividad de las mujeres. No lo niego, nos la tenemos bien merecida, somos unos cabrones. Pero el sencillo hecho de que Edith no "me esté checando" todo el tiempo me hace sentirme mucho más apegado a ella. El hecho de que respete con tal persistencia mi privacidad, mi libertad, me compromete (en buen sentido) a sentirla como compañera. Yo soy mucho más paranoico y le llamo mucho más, pero cuido de alguna forma eso, que es dificil, el balance entre sentirse ignorado y sentirse asediado. Eso también tienen difícil las mujeres. Si no las llamas, las ignoras, si las llamas las acosas. Mi Edi no, ella nunca me ha dicho "no me llamaste" ni "ya no me llames", nunca en casi 10 años de relación. Creo que es un buen número, ¿no?

Update jocoso: La caricatura de Trino de hoy en Mural confirma mi dicho, para los que no creen en la posesividad de la mexicana, el link solo sirve el día de hoy :(

Armando Samano lo opinó a las 9:15 a.m.