There is no such thing as WOM

jueves, julio 14, 2005

El asiento de atrás 

    
El asiento de atrás de control tiene, en la parte central, una marca en el velour, una zona más gastada. Jimena usó su silla de auto hasta los cuatro años y aunque ya cumplió siete, la marca de la vestidura permanece.

Hace rato, de regreso a la oficina de una cita que tuve en la mañana, miré el espejo retrovisor y ví el asiento de atrás vacío: me entró una añoranza por Jimena. Aunque la mayoría (en número de veces) Jimena se sienta adelante, porque nos vamos ella y yo solos a la escuela todos los dias en la mañana, es cuando va Jimena atrás que tengo a Edith junto. Y los tres juntos, en movimiento, es mi nirvana personal.

Armando Samano lo opinó a las 12:33 p.m.