There is no such thing as WOM

martes, diciembre 02, 2003

Lineas de expresión 

    
Do you remember?
chalk hearts melting on a playground wall


Yo no, nunca tuve una sola célula grafitera. Pero bien que viví, a mi entender, la emoción de decir que pertenecías (y dejabas de pertenecer) a alguien y ese alguien a tí... obviamente en la pura ilusión. Las relaciones de pertenencia desgastan de inmediato nuestra capacidad de amar al que nos encierra.

Do you remember?
the cherry blossom in the market square


Soy anti-plantas, casi como Carrie Bradshaw, basta que mire algo con clorofila para que pase a mejor vida. Pero el florecer de los cerezos en abril en Virginia y los multicolores bosques de Massachusets en otoño me hacen odiar/amar las carreteras estadounidenses. Aquí no me ha tocado ver algo así, tan ordenado.

Do you remember barefoot on the lawn with shooting stars
Do you remember loving on the floor in Belsize Park


Entiendo el hecho de pisar descalzos el césped, pero Belsize Park no significa nada para mí.

En el momento en el que una canción lograba explicar mi vida (era yo adolescente y no tenía vida, pero eso no importa) en ese momento la misma canción me traicionaba diciendo que si no era el amor ahí, en un parque londinense, no era el mío del que estaban hablando...

I was grounded
While you filled the skies
I was dumbfounded by truth
You cut through lies
I saw the rain dirty valley
You saw Brigadoon
I saw the crescent
You saw the whole of the moon


Igual, no tan adolescente, encontré otra rola que me explicaba el mundo tal y como yo lo veía... desde un pequeño y siempre húmedo poblado escocés?, sí, ja, con lo que me parezco a Sean Connery...

La historia de ser occidentales (y quien lo dude que mire el mapa) sin ser occidentales es muy aburrida. Pero no por aburrida (demasiado sobada) deja de ser cierta. Orfandad por estudiar la historia del vencedor y que el vencido no conozca la nuestra. Orfandad por que hablas con un danés que no sabe bien a bien si México es frontera con Estados Unidos o con Brasil. Somos bastardos rogando nuestro derecho a volver al hogar.

Ví una película sobre el cristianismo como doctrina que dio sustento moral de las democracias y monarquías europeas en el siglo XIX. Digo, lo dio desde muchos antes (a cambio de generosas contribuciones, en este mundo nada es gratis) y acabo de asociar ése hecho con este blog. Debo aclarar que llegué vía otro blog al que no había podido ligar y del que ahora dudo por haberse declarado así mismo como muerto. En fin, que lo que me preocupó fue que las tradiciones de autogobierno de pueblos mestizos son tan nuevas que no es de extrañar porqué nos está costando tanto trabajo desarrollarnos en Latinoamérica. Japón solamente adecuó su milenaria estructura social a un mundo diferente y por ello encontró rápidamente una vía al progreso. China y la India, mastodónticos y diversos, se mueven también mucho más rápido que nosotros, en términos relativos. La estructura de poder viene del inicio de cada civilización y sufre pequeños, infinitesimales cambios. Aún cambios que parecieron espectaculares en su momento, como el de la Rusia bolchevique, no son sino cambios de maquillaje y además temporales (el Reich alemán, el franquismo español que ahora parece renacer). Aquí no, aquí las estructuras de poder fueron arrancadas de raíz, se implantaron otras que después fueron también arrancadas de raíz y así hemos estado. ¿Existirá en las ciencias sociales una rama que sea "sociología conductista evolucionista"?

Me está pegando duro el fin de año, ya necesito unas vacaciones.

Armando Samano lo opinó a las 6:16 p.m.