There is no such thing as WOM

viernes, marzo 25, 2005

Las redes sociales del DF 

    
Mientras una minoría gritona quiere darle valor a los blogs y otra minoría cool quiere hacer de su barrio el centro cultural del DF, una mayoría avasalladora está tomando posesión del DF: Los clientes políticos del PRD (herederos, depositarios, hijos putativos de los ídem del PRI).

Ayer en Chapultepec, el lugar de recreación chilango, la familia Sámano Solís buscaba un lugar de estacionamiento. El parque cuenta con un largo "circuito interno" en el cual se suelen dejar los coches por los paseantes al Lago, o al Museo Papalote o a la Feria. Pues resulta que ese circuito interno fue tomado ayer por "la coordinadora" y en los lugares cercanos al epicentro del parque (el complejo Papalote-Feria) la cuota de estacionamiento era de 50 pesos mientras que en los lugares más apartados la cuota era de 20 pesos (y dos kilómetros de caminata, que la verdad, bien me hacen falta).

Y eso quién lo cobraba?, "es cooperación voluntaria joven". "Y si no quiero ser voluntario?", "Pues ahí usté sabrá lo que le pueda pasar a su auto"...

Edith y Armando, medio desesperados, trataban de armar algunos argumentos. Imposible, no hay argumentos contra la sinrazón. Le tomé una foto al tipo con el celular y le dije "si algo le pasa al coche, es tu culpa y aquí te tengo". Me entró una gran desesperación por atestiguar el modus operandi mafioso del PRD. Mi forma de pensar siempre me lleva a calcular las consecuencias de mis actos y me dí cuenta que estaba actuando de forma suicida y que los boletos que habíamos comprado para las funciones del Domo Digital desde 4 días antes se desperdiciarian si seguía "por ese camino".

Edith estaba aún más enojada que yo. Mi güera se pone colorada colorada y no atina a nada sino a maldecir lo que está tan evidentemente mal. Pero el que mejor lo resumió fue el "cuidador" (aka "viene, viene", franelero, etc.): "Es que la cosa es así señor".

No me quita el sueño la voluntad de cambiar todo. Me gusta pensar como Rosseau, en mi propio jardín. Podía rendirme ante el poder de esos tipos sin decir nada más. Podía denunciarlo ante las autoridades que son las mismas que les dan los permisos de "trabajar" (sí, así le llaman ellos a esa extorsión, trabajar!). O, ahora puedo, contar mi situación por mi blog.

Si votan por el PRD y por Andrés Manuel López Obrador, mexicanos que leen este blog, es por esas "prácticas" por las que están votando. Yo ya avisé. Y también decidí mi voto. No será por él.

Armando Samano lo opinó a las 2:15 p.m.