There is no such thing as WOM

jueves, marzo 03, 2005

Las minorías 

    
Carnal, ¿qué le pasa?, el futbol es DIVERSIÓN, no tiene nada que ver con el uso que le dieron los ancestros a las esferas aunque, por otra parte, sépase usted que los mayas y los toltecas jugaban pelota y no la usaban para ninguna otra cosa sino para diversión, eh????

"Soccer" maese?, eso es una gringada, como inadaptados sociales que son los gringos, que no pudieron aceptar la supremacía del invento inglés en donde sí se llama como se debe: "football". Y qué otro nombre puede tener un juego que es una pelota y se juega con los pies? "Handball"?, Balonmano?, Baloncesto?, a huevo que es fucho, futbol o football. Huelga decirle maese, que obviamente se llama futbol como "castellanización" del correcto vocablo inglés. Ya ve qué fácil me saca usté lo mamón? (bueno, eso sale fácil en mí, no tengo que echarle a usté la culpa)

Y lo del "juego del hombre" (esta nota es también pa'l verde, que no le gustó mucho mi licencia poética) es robado de las transmisiones del Perro Bermúdez, que se lo robó a alguien más y claro que es objeto hasta de estudios de culturosos, como puede usté constatar en el enlace que ya mostré. Claro que hay evidentes roces y maneras de camaradería medio raritas, pero pregúntele a logovo si no hasta eso les da material de donde sus colegas slasheras pueden sacar más material para divertirse? Y todos los deportes de conjunto tienen esos roces, o qué?, los beisbolistas y los basquetbolistas no se tocan?

El fútbol no tiene la culpa de lo que seamos como sociedad maese!, ni modo que culpemos a Nirvana por los azotes existenciales de la generación Y!, es una manifestación de nuestros gustos, pasiones y vicios. Entiendo que haya una minoría (harto ruidosa, por cierto) que no guste del futbol. Digo, allá ellos, porque en gustos no hay nada escrito. Pero miles de millones de fanáticos no podemos estar equivocados. Yo dije que el futbol es el juego del hombre citando a Ángel Fernández. Pero si me apuran mucho, y siempre con mis famosas estadísticas en la mano, no hay deporte en el mundo que tenga la popularidad del fucho. Y eso convierte, a los que no les gusta, en una minoría.

Y qué les pasa siempre a las minorías maese?... pos se amuelan!!!

Armando Samano lo opinó a las 4:57 p.m.