There is no such thing as WOM

viernes, noviembre 14, 2003

La naturaleza de la agresión 

    
Definitivamente el post anterior se salió de madre. No, me expresé terriblemente mal. Aquí una pequeña y necesaria enumeración de los errores cometidos:

1.- Cité el artículo como referencia. Saqué de contexto la frase porque me pareció (me sigue pareciendo) que encierra toda una concepción. Pero la ajusté indebidamente a un contexto que no es, ni siquiera, el que yo mismo quería ponerle. De inmediato surgieron los orgullos nacionalistas que, por otra parte, a mí en lo general me parecen detestables (ya en otro post cité un estudio de Popper al respecto).

2.- Quise señalar un hecho particular sobre la relación de los paises latinoamericanos con Estados Unidos y lo hice muy torpemente, de manera incompleta: ¿porqué? porque quise enfocar la atención en un aspecto, el relacionado con las percepciones. No compro 100% la idea de que "percepción es realidad" pero sí en buena medida pienso que nuestras percepciones afectan en mucho nuestras acciones. Quise decir que ellos NO nos perciben como enemigos. Es sólo mi opinión.

3.- En programación Visual Basic hay una instrucción llamada "dim as", abreviación de "dimensiona como". Se utiliza para avisarle al programa que estamos "midiendo" algo, definiéndolo (de-finir, establecer sus fines, similar a dimensionar: medir) dentro de un marco de referencias que el intérprete de comandos pueda entender. Pues bien, creo que es lo mismo con el lenguaje común. Por eso me parece una barbaridad que citando a Martí, se defina a los Estados Unidos como "enemigo". Aún en sentido metafórico. De hecho, también ya dije, no creo que la dimensión "enemigo" tenga vertiente metafórica. Creo que la relación de enemistad tiene, necesariamente, dos extremos.

4.- El título del post es de lo que realmente quería hablar. Nuestra autodeterminación pasa por no definirnos en función de otros, sino de nosotros mismos, así concluí el post, diciendo que en lugar de estar mirando toda la vida por la ventana viendo lo bonita que está la casa de los vecinos necesitamos poner un espejo para mirarnos todo el tiempo y quizá, sólo quizá, empezar a trabajar el millón de cosas que tenemos mal. No quise discutir ni debatir la naturaleza imperialista del imperio. Es reiterativo. Quise decir que, con esa frase, la de Martí, con esa concepción, nos quitamos, como país, como países, como región, como cultura, capacidad de autodeterminación. En un mundo globalizado en ideas, mercancías y cada vez más en personas, la soberanía (que a mí me suena a palabra religiosa) está transmutando a capacidad de autodeterminación.

5.- Agradezco sinceramente los comentarios de la gente a mis torpes reflexiones. Me ayudo a reforzar una de mis obsesiones: La búsqueda incesante de comunicación efectiva. Seguro que no logré una 100% efectiva con este post, pero creo que algo avancé.

Armando Samano lo opinó a las 4:45 p.m.