There is no such thing as WOM

miércoles, febrero 23, 2005

Zadok el sacerdote 

    
Entiendo que el actual "tema musical" (o himno, algo así) de la UEFA Champions League estuvo inspirada en una obra de Handel y que suelen confundirse mucho entre ellas. Un poco como "Duel of fates" tiene tintes de piratería descarada a Orff.

El FC Barcelona acaba de dar una demostración de su madera de campeón ante el Chelsea inglés. Zadok predijo la coronación de Salomón y su feliz reinado. Quisiera predecir la coronación de este equipo pero muero de miedo por "salarla". La titularidad de Rafa Márquez y la confianza que le ha dado el técnico son notables y parte importante de esta afición creciente por los blaugrana que se siente cada vez más en México. El futbol promete excelentes emociones puesto que las Chivas empiezan su tour por la Libertadores contra el actual campeón del torneo (ya maese portero reportó el fallido intento de jugar en el mighty Azteca) después de haber barrido con un modesto equipo peruano.

El Barsa (perdón a los catalanes por no poner la cedilla, sepa la bola donde está en mi teclado latinoamericano) ha mantenido un ritmo impresionante esta temporada de Liga en España pero vienen los momentos importantes porque pueden, en tres partidos, perder lo mucho que han demostrado en 25. Y es que así es esto de los coches, hay que saber llegar. El Madrít, dando tumbos, jugando feo y mal y con sus "galácticos" armando (qué bonito verbo!) borracheras galácticas está de todos modos apenas 7 puntos abajo del FCB, y puede, si conserva su suerte, alcanzar si el Barsa se descuida o pierde fondo. Además, el reto madridista de la Champions, que parecía tan o más fuerte que el catalán, se vio bastante chafa en el Bernabeú. La Juventus fue una caricatura de equipo y la salida pronta de Pável Nedved (pinche wero, cómo corre el wey) desdibujó todo el equipo de la anciana ruca del caldo (Vecchia signora del calcio, para los no futboleros). Tuvieron suerte de que Ronaldo sigue crudo de su fiesta de segundo matrimonio.

Y el duelo de hace dos semanas entre las Dominguez(s), Milene, la ex de Ronaldo, guapísima, mediática y nuestra Marigol, feíta con efe de foco fundido, ratificó que en el futbol de nada valen las guapuras. Maribel anotó un gol y puso el pase de otro para ratificar que su contratación por parte del club catalán fue todo un acierto. Esa pequeña invasión mexicana a las tripas catalanas ya parece una tendencia interesante.

Sin más rodeos, veo a mis Chivas en semifinal de la Libertadores y al Barsa con por lo menos un campeonato de los dos que disputa. Ya predije, ya dije.

Armando Samano lo opinó a las 10:49 p.m.