There is no such thing as WOM

martes, febrero 22, 2005

Ideas propias 

    
El desafuero de AMLO no es una cuestión de voto popular. Esto, por sabido, no debe dejar de repetirse. Si es culpable, que se le juzgue, si es inocente, que se le deje en paz. La "Administración de la Justicia" que es como se le conoce al tinglado operativo del Poder Judicial, es de lo que peor funciona en México, y eso ya es decir bastante. Así como ahora lo usan en contra de sus "adversarios políticos" bien harían tales adversarios en pensar en las posibles represalias.

Pero es necesario enfatizar el hecho de que no es un asunto de "percepción de la opinión pública" y de decir "no al desafuero" o "sí al desafuero". Es un asunto estrictamente leguleyo.

Seguir pensando por uno mismo es una tarea dificil cuando no se tiene tiempo de pensar. Se toman, pues, ideas prestadas y lo peor, se reproducen las ideas prestadas sin más atención o edición por nuestra parte que la pretensión del acceso a la fuente. Entre más original sea el dato mejor nos vemos presumiéndolo, aunque el dato sea irrelevante o, peor, completamente falso.

El ejercicio del blog se vuelve, así, un espectro multicolor a través del prisma de la observación desapasionada que da el no leerlos ni escribirlos en cinco días... qué mala broma!, pensar que en cinco días la observación puede ser desapasionada.

Pero no puedo evitar decirlo. Me irritan sobremanera los post que sobredimensionan su papel. Soy batiano hasta el tuétano, sea lo que eso signifique y las poses nomás no las trago. Si me preguntan qué hago leyendo cosas que no me gustan, o que incluso me molestan es muy sencillo: somos parte del mismo animal, los blogs. Alt1040 es el blog más leído de los que se escriben en México y es como la Televisa de los blogs. ¿Quién puede en su sano juicio leerle sin ser un poco crítico de lo que se dice ahí? La respuesta es que "la gran mayoría" así lo hace. Si los tipos alegan ir "contra el status quo" qué hará uno, pobre inocente que va contra los que van en contra? Es una posición completamente ridícula y no puedo evitarla. Las afirmaciones de ese post (y, salvo las "revisiones técnicas", muchas de las de ese blog) son de risa loca.

Primero intenta reducir a los que opinan contra sus "ideas" (ocurrencias, sería más adecuado) a "conservaduristas", cerrados al cambio. Apunta dichas ocurrencias sin ton ni son, mezclando la gimnasia con la magnesia y el agua con el aceite. Y todo con un aire de autosuficiencia notable, puesto que en lugar de defender sus ocurrencias con argumentos, nomás les dice retrógrados a los que están en contra, citando un par de ejemplos (ya demasiado sobados, clásicos, trillados y repetidos ad nauseaum)

AMLO y Alt1040 son dos de la misma especie. Recurren a artimañas y estadísticas cuando se juzgan hechos y recurren a hechos cuando se analizan estadísticas (no al desafuero y segudos pisos vs inseguridad). Si algo nos enseñan estos ejercicios de dos entes muy populares en sus propias órbitas es que la voz del pueblo es, sin duda, la voz del diablo, pero no del gran lucifer, sino de un pobre diablo.

Armando Samano lo opinó a las 9:38 p.m.