There is no such thing as WOM

lunes, julio 05, 2004

El Economista 

    
El Economista es el profesional que explicará mañana porqué hoy no sucedió lo que predijo ayer. Bueno, pues heme aquí tratando de explicar el fallo en mi pronóstico: Grecia supo ser campeón. Apostó a la debilidad en el ataque (Portugal carece de un "killer" del área al estilo Van Nistelrooy o Makaay) y a la confianza excesiva, sobrada de sus rivales. Supo ganar, y supo ser campeón. Portugal, oh perogrullada, justo perdió por eso, por no saber ser campeón. Recuperó, armó, llegó, pero nunca supo/quiso/pudo liquidar a los griegos. Honor al campeón, no he visto un equipo que defienda mejor, y que tenga mayor disciplina táctica. Siempre eran dos contra uno o hasta cuatro contra uno, no corrían riesgos. Nueva Italia, nuevo catenaccio, Grecia puede poner de moda un estilo de futbol que no gusta, pero es campeón. El problema del futbol europeo será al enfrentarse a la magia de Ronaldinho. Ayer Figo se les escapó una vez a una marca de cuatro griegos. Eso siempre puede pasar, y quedarán a merced del genio. Y si se recuerda que Ronaldinho tiene a Ronaldo... En fin, ya estoy haciendo cuentas alegres para Alemania 2006 siendo que acabo de fallar rotundamente en mi pronóstico. Felicidades a Grecia.

Armando Samano lo opinó a las 9:41 a.m.