There is no such thing as WOM

miércoles, septiembre 24, 2003

Mantras, memes y mamones 

    
Le digo a mi hija que soy intolerante a la lactosa. Habiendo sido yo un productor notable, sé de lo que hablo. De hecho seguido tengo mis fugas. Pero intento domesticarlas. Bush Jr. intentó dar un discurso ayer en la ONU y repitiendo sus mantras lo único que logró fueron mamadas.

La idea de que la democracia salvará al mundo se derrumba estrepitosamente.

Aclaro que no soy anarquista, pero sí me bota de la risa la pseudoingenuidad del tinglado político internacional. Lula, Annan y Chirac tirando rollos dignos pero ineficaces, ergo, nuestra insatisfacción está ya bien representada!. Bush no puede defender lo indefendible pero no por eso deja de intentarlo, ergo, ya hizo su tarea. Y obvio, nadie produce nada. La política como arte de lo impruductivo.

Creo que hay cosas que no se pueden cambiar. Estoy mal por resignarme, pero quizá es que soy flojo. Es más cómodo ver los toros desde la barrera. Salvo contadas excepciones, por mucho que bregue el torito, acabará sacrificado. Igual los rebeldes. A los pocos que salven la vida se les indultará (por haber peleado una pelea que no pidieron luchar) y se les dará una muerte digna. No somos más que animales para ellos, para los Powers that be. Así que mejor me voy por la libre, tanto como pueda, que la verdad, es muy poco.

Ayer dije que quería que Jimena (mi hija y mi luz) fuera feliz. Hoy el Peje de Gobierno (el alcalde del DF) dijo que la principal responsabilidad de los gobernantes es tratar de llevar la felicidad a sus gobernados. El fascismo por la vía de la izquierda. Me pareció terrible. La felicidad, además de preciada, es completamente individual. No creo en las comunas hippies ni en las mega-comunas que intentó el socialismo real. No creo en el sentido de que esos "órdenes" produzcan felicidad. El fascismo para mí representa esa obsesión por el orden. Un orden mejor, un orden más justo, un nuevo orden mundial, el actual orden mundial, todos, son imposiciones, son fuerzas. En The Empire strikes back, Darth Vader usa justo esa palabra, "order", para intentar seducir a Luke: Together we will bring order to the galaxy. Ahí logró Lucas, para mi gusto, epitomizar al fascista.

Soy un privilegiado. He podido ser feliz. Antes del peje y a pesar del peje. Antes de Bush Jr y a pesar de Bush Jr.

Armando Samano lo opinó a las 11:30 a.m.