There is no such thing as WOM

viernes, septiembre 01, 2006

Punto de partida 

    
Creo, como practicante continuo del miedo, que Yoda tiene razón: "Fear is the path to the dark side. Fear leads to anger. Anger leads to hate. Hate leads to suffering".

Me avergüenza sentir miedo. Estoy muy confundido porque estos días he sentido miedo de algo que no conozco pero hay muchas señales que dicen que, de tanto hablar de peligro y miedo, lo hemos conjurado.

Yo no sabía que a una situación como la que vivimos en México se le conoce, en el slang norteamericano, justamente como Mexican stand off. Lo aprendí apenas antier ya que en el trabajo estamos confrontados así con un cliente. El jueves pasado fuimos Edith y yo por primera vez al cine solos desde que nació Quimo y, como ya era la última opción justo a las 11 pm que llegamos al Cinépolis, entramos a ver United 93. Más miedo. En ese tiempo hice una introspección muy fuerte y pensé todo el tiempo que el miedo era el resorte que estaba desquiciando Estados Unidos y el mundo en septiembre del 2001. Más miedo que amenaza o peligro real. Yo viajaba bastante a Estados Unidos en esa época y me tocó un vuelo escoltado por un caza (F-16, o algo así) porque se reportó una avería en un motor despegando de Washington. El año siguiente se estrenó una película que por tener a Ben Affleck fue severa y justificadamente despreciada y sin embargo condensa muy bien la idea:
Sir, I know you. I know you had nothing to do with the Baltimore bomb, and you sure as hell know you didn't! But you're still about to launch a nuclear strike against us! This no longer has anything to do with Baltimore! Now it's about fear! Our fear of your missiles, your fear of our subs, fear of being weak, fear of making a mistake... the same fear of the other guy that had us build these goddamn bombs in the first place!

El artículo de Wikipedia señala, sin embargo, que esa actitud es mexicana, según el slang gringo. Yo siempre dije que el miedo es el arma de control que usan los gobiernos fascistas. Que nos ordenan tener miedo para ejercer el poder a sus anchas.

Pero ayer en la escuela de Jimena enviaron una circular a los padres avisándonos que enviar hoy a nuestros hijos a la escuela era "responsabilidad nuestra" y que si bien ellos trabajarían con todo el personal, no considerarían como "inasistencia" la falta. Nos dijeron, en la escuela de Jimena, que tuviéramos miedo.

Y lo peor fue que lo sentí. Sentí miedo de que "algo" pasara (vivo lejos de Reforma que es donde puede ser, poco probable, que ocurriera algo) y que Edith tuviera que salir corriendo de la casa con Quimo porque yo no pudiera hacerlo para recoger a Jimena de la escuela (que está a cuatro cuadras de la casa). Sentía vergüenza de sentir ese miedo (muchísima vergüenza) y me inventé pretextos mentales diciéndole a Edith que, si alguien me recibiera la apuesta, yo apostaría muchísimo dinero a que hoy no va a pasar nada en el DF y todo quedará en un Mexican stand off. Pero que una cosa era apostar dinero y otra muy diferente la seguridad de mis hijos. Sting cantaba en "Russians" que Dios nos salvará a todos si es que los rusos aman también a sus niños en los años pesados de guerra fría de los 80's antes de la Perestroika.

Ya es la una de la tarde y al parecer el Mexican stand off se planteará a las cuatro de la tarde cuando AMLO haga su pronunciamiento público respecto a lo que hará durante el informe de Fox. Ahora que sé que no pasó nada me avergüenzo aún más de haber obedecido una orden tan estúpida: Sentir miedo.

Y sin embargo, si se trata de mis hijos, me es completamente inevitable.

Armando Samano lo opinó a las 11:02 a.m.