There is no such thing as WOM

lunes, julio 10, 2006

La búsqueda de hechos 

    
Verde dijo alguna vez que su única fe era el método científico. Yo comparto en buena medida esa afirmación.

Para ser honesto no entendía yo porqué insisten los perredistas en su consigna de "voto por voto, casilla por casilla" que como eslogan me suena divertido y pegajoso pero que, al analizar el proceso electoral, era terriblemente riesgoso. Se supone que cada casilla cuenta con un observador acreditado por cada partido político o coalición que valida los resultados con su firma. Había yo leído hace tiempo que solo tres partidos, el PRI, el PRD y el PAN contaban con la presencia a nivel nacional suficiente como para cubrir las más de 130 mil casillas pero al parecer esto no es así. No he podido encontrar una fuente en la página del PRD que confirme esto, pero sí está la columna de Raymundo Riva Palacio en el Universal de hoy:

En realidad no necesitan tantas para anular la elección, sino casi 27 mil donde pudieran demostrar que las actas pegadas en la urna no corresponden con las que tienen en las manos. No se puede pedir la apertura indiscriminada de las urnas porque viola la ley electoral. En ambos casos, la lógica se detiene en las actas. Si el PRD tuviera pruebas de fraude en las urnas, lo hubiera denunciado el mismo día de la votación.

No lo hizo, ni entonces ni después. Quiere que se abran todas las urnas. ¿Por qué? Sólo tuvo representantes de casilla en el 74% de las juntas distritales, y carece del 26% restante. Esta es parte de la debilidad jurídica que tiene López Obrador y que está tratando de resolver el equipo legal. Es una falla directa del propio López Obrador, quien mantuvo un control férreo sobre la organización de la representatividad, donde encargó a su incondicional Octavio Romero Oropeza la operación, con dos lugartenientes de la plena confianza del candidato, Alberto Pérez Miranda, que supervisó la promoción del voto, y Francisco Yee, que se encargó de la estructura de representantes. Fueron un fracaso, y su incapacidad tiene metido a López Obrador en un problema de fondo. ¿Cómo poder documentar el fraude en las urnas si no dispone de pruebas?


Luego entonces, es clarísimo que el PRD no tiene, como dice tener, pruebas claras e irrefutables del fraude masivo sino que con dos videos, dos grabaciones y algunas pruebas donde sí tuvo representantes, quiere extrapolar todo un caso de fraude nacional. A mí me parecía relativamente sencillo presentar el caso ante el TRIFE: Juntas tus actas, cotejas el conteo y donde no coincida, impugnas. Pero resulta que no se puede porque sólo tienen un porcentaje de actas y son, la mayoría, donde ellos sí ganaron. Si impugnan caso por caso, no tienen los elementos jurídicos suficientes

El conteo voto por voto, sin duda una buena opción política, resulta ser que es imposible, legalmente, y no sólo improbable, o por lo menos así lo declaró para BBC el presidente del TRIFE:

In an interview conducted before the election, Judge Leonel Castillo, who presides over the Federal Electoral Tribunal, said a full recount was both impractical and illegal.

"It is not legally valid to unpack the votes and do a recount," the judge told the Milenio Semanal newspaper.

However, he said partial results by polling booths could be questioned and if necessary recounted


Adolfo Gilly, en La Jornada del sábado, encendió los cañones de rebelión y confrontación abierta, pidiendo llevar al extremo la crisis política e institucional. El tipo es un radical, pero se rige siempre por una lógica implacable y a prueba de balas. Su argumento no tiene falla si se aceptan las premisas (que es lo que habría que discutirle). En entrevista con Carmen Aristegui hoy en la mañana, Ricardo Monreal aceptó que es un contrasentido aceptar la validez y legalidad de las elecciones de diputados y senadores, e impugnar la presidencial e incluso amenazó, veladamente, con renunciar a su cargo como Senador, en caso de consumarse el presunto fraude.

La blogósfera no sirve como termómetro, las opiniones, si las hay, son tibias o burdas o mal fundamentadas y hay, por supuesto, dos o tres radicales que sí reflejan su proporción frente a toda la población.

Los hechos, pues, están apenas acumulándose. Yo ando siguiéndoles la pista puesto que son la única medida que yo entiendo.

Armando Samano lo opinó a las 1:27 p.m.