There is no such thing as WOM

viernes, noviembre 03, 2006

Demasiados títulos 

    
No seguir la autodisciplina ocasiona desequilibrios. Pienso en forma de "lista de tareas". Sumo en forma de proyectos. Diseño ecuaciones simples. Simplifico, de hecho, el diseño. Hago espacio donde no cabe un alfiler sacando el oso de peluche. Adelgazo un poco para poder engordar. Repito, repito, repito. Descanso los ojos, no duermo. Descanso en sus ojos cansados. Me canso de cansarla. Mis instrumentos los siguen y de momento solo confío en ellos (en ellos y mis instrumentos). No me gusta lo suficiente y sé que eso es todo lo que tengo ahora. Extraño mis tiempos de palabras. No quiero reducirme a máquina de ideas. No sé cuándo pasó que me reduje.

Veo las formas, espacios para ser llenados. Entiendo un poco a Kundera. No, me entiendo en Kundera y también a él lo extraño. Ser es demasiado delgado para llenar lo que se ve y es nada junto a los sentidos.

Necesito ponerme "stop". Necesito el mundo.

Hacer diario veinte renglones de liberación. Come frutas y verduras. Come grasas saturadas. Dos dosis de drogas duras al año. Foco, balance, premio, recato, disfunción.

Nobody cares.

Armando Samano lo opinó a las 11:03 a.m.